Inicio > Varios > De Él, por Él, a Él

De Él, por Él, a Él

 

De Él, por Él, a Él

 

     Muchas personas pasan sus años acumulando, y después se las lleva la muerte, antes de que puedan siquiera enorgullecerse de la cantidad acopiada. El dinero puede comprar medicinas pero sólo la paz mental y el contento pueden garantizar la salud. Se pueden contratar expertos médicos pero no puede comprarse la vida. Dios encarna para alentar a los aspirantes (sadhus). Por sadhus no se debe entender los moradores de los retiros en los Himalayas; significa el sadhu o la persona virtuosa que constituye la realidad interna de cada uno de ustedes, cuya apariencia externa no es más que una máscara que se lleva para confundirlos en la opinión que tienen de
ustedes mismos. Cada uno de ustedes es un
sadhu, pues es prema swarupa, la propia forma del amor, shanti swarupa, la propia forma de la paz, amrita swarupa, la propia forma de la inmortalidad. Pero al permitir que la costra del ego crezca gruesa y dura, la verdadera naturaleza queda manchada. Por medio de la compañía de personas espirituales, la atención sistemática hacia el autocontrol y el mejoramiento, el hombre puede superar el engaño que lo hace identificarse con el cuerpo y sus necesidades y antojos.

 

Ver texto completo en archivo adjunto.

 

Anuncios
Categorías:Varios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: