Inicio > Discursos > Realicen a Dios mediante el amor

Realicen a Dios mediante el amor

“Asthiram Jeevitham loke” (La vida en el mundo terrenal es transitoria). La vida en este mundo fenoménico no es permanente. “Asthiram yauvvanam dhanam” (La juventud y la riqueza no son perdurables). Son como nubes pasajeras. “Asthiram dhara-puthradhi” (La esposa, los hijos y los demás parientes están expuestos a desvanecerse en un instante como la blanca bruma). “Dharmam Keerthi dhvayam sthiram” (La rectitud y la fama perduran para siempre). En la vida humana, la forma de vida virtuosa y la buena reputación son las dos cosas que perduran por siempre.

En la historia de la humanidad, surgieron varias religiones para promover el progreso moral, la prosperidad y el bienestar de la humanidad.

Los vaishnavitas han considerado a Vishnu el Ser Supremo;

los shaivitas le han otorgado el sitio más elevado a Shambhu;

los adoradores de Ganapathi le conceden el lugar más

elevado a Ganesha;

Saraswathi es adorada como la Diosa Suprema

por los buscadores del conocimiento;

los musulmanes consideran a Alá el Supremo Señor,

mientras que los cristianos aclaman a Jesús como el Salvador;

los budistas adoran a Buda como el Supremo Iluminado;

los jainistas le otorgan el lugar más elevado a Mahaveera;

los parsis adoran a Zoroastro;

los sikhs consideran a Nanak el maestro Supremo;

los devotos de Baba adoran a Sai como el Ser Supremo.

Los sabios los juzgan a todos ellos iguales.

Todas las religiones han de ser respetadas por igual

porque Dios es uno y el mismo para todas ellas.

Dios es Verdad. Él es Rectitud.

Él es Paz. Él es la encarnación del Amor.

(Poema Telugu)

¡Encarnaciones de Amor! Es esencial tomar conciencia y actuar sobre la base de que el propósito de la religión es promover la unidad en la diversidad, erradicar las tendencias divisorias y hacer que los seres humanos lleven vidas ideales.

La esencia común a todas las religiones

La esencia de todas las religiones, el mensaje de todas las Escrituras y la meta para toda la humanidad es la misma. Sin embargo, debido al egoísmo, la estrechez mental y la preocupación por el interés personal, la religión es utilizada como un pretexto para promover diferencias y conflictos. “Todas las religiones enseñan sólo lo que es bueno, si se las estudia inteligentemente. Si la mente es buena, ¿qué religión puede ser mala?”, dice un poema Telugu. La moralidad y la integridad, la rectitud y la caridad, la verdad y la tradición, la tolerancia y la no violencia son los principios básicos de todas las religiones. Estas verdades básicas son comunes a todas las religiones. Sin embargo, a lo largo de los años los hombres han olvidado tales verdades y promovido tendencias divisorias en lugar de unidad. Como resultado, el respeto por los valores humanos ha desaparecido. Es esencial reconocer la unidad Divina que fluye a través de toda la diversidad en la existencia humana.

La vida de Jesús

(Bhagavan dio una breve descripción del concepto judío de la creación del cosmos y se refirió al nacimiento de Jesús como hijo de María y José). A medida que se difundían el nombre y la fama de Jesús, la oposición hacia Él creció entre un sector de judíos. Después de la muerte de Su padre, el joven Jesús consideró que era Su deber ayudar a su madre y venerarla como divina. Jesús predicó la obligación primordial de que cada uno debe mostrar gratitud a los padres. Jesús fue con Su madre a Jerusalén, cuando tenía once años. Ella estaba preocupada por las actividades de Jesús, pues Él criticaba el comportamiento de los judíos en el Templo de Jerusalén.

Jesús se declaró en contra de las prácticas dañinas realizadas en el Templo y predicó la omnipresencia de Dios en todos los seres vivientes. Exhortó a la gente a no causarle daño a nadie.

Lo que predicó estaba de acuerdo con las enseñanzas básicas de todas las religiones. Se dedicó a una misión de misericordia hacia los enfermos y los pobres. Les ofreció comida a los hambrientos. Al ver Sus actos de amor y bondad, la gente declaró que Él era un “Mensajero de Dios”. Jesús se refería constantemente a Dios como el Padre. Más adelante declaró: “Yo y Mi Padre somos uno”. Jesús dedicó Su vida a la propagación de la fe en un Dios común a toda la humanidad.

Hoy los hombres celebran el nacimiento de los hombres santos, pero no siguen las enseñanzas de los maestros. No hay nada grandioso en la celebración de los cumpleaños. Las personas deben tomar la resolución de defender sus ideales y actuar de acuerdo con sus enseñanzas.

Un libro único

Existe un libro recopilado en Gran Bretaña alrededor de 1530 d.C., que contiene toda la información acerca de Jesús, reunida durante los siglos anteriores. Los rusos condensaron todo este material en un pequeño libro que preservaron en un lugar de la costa del Mar Negro. (Swami materializó el pequeño libro, con un movimiento circular de Su mano y lo mostró al público). Éste es el libro. Pueden ver la cruz en la tapa. El libro fue concebido para demostrar los aspectos comunes a todas las religiones. Lo que este libro contiene no puede ser hallado ni siquiera en la Biblia. Contiene una narración completamente nueva de la vida de Jesús.

No todos pueden comprender el modo de obrar del Señor. Para saber acerca de Dios, uno tiene que desarrollar sentimientos divinos. Este libro tiene hilos marcadores que distinguen cada credo mediante un shloka relacionado con él. Hay una página que contiene el shloka del Bhagavad Gita en el cual Krishna exhorta a Arjuna a abandonar todas las creencias y a refugiarse únicamente en Él, y le asegura que de allí en adelante absolverá a Arjuna de todos los pecados (Aplausos).

La esencia de todos los credos es una y la misma. El deber primordial del hombre es entregarse a Dios. “Entrega” significa alcanzar el estado en el cual el devoto siente que es uno con Dios. Este sentimiento surge de la convicción de que la misma Divinidad está presente en todos. Los cuerpos de los seres humanos son variados como los focos, pero la corriente que pasa a través de ellos es la misma. El color de los focos o su voltaje puede variar, pero la corriente que los activa es la misma.

Este libro contiene el adagio Védico: “Ekoham bahushyam”.

Sigan a la conciencia

El mismo Dios habita en todos los seres. No hay justificación para las diferencias en base a la religión. El apego al cuerpo es la causa de las diferencias religiosas. No consideren al cuerpo como algo permanente. Es como una burbuja de agua. La mente es un mono loco. No sigan a ninguno de ellos. Sigan a la conciencia. Ése es el mensaje principal contenido en este pequeño libro. La cultura de Bharat ha experimentado esta verdad en el concepto de Sath-Chith-Anandha (Ser-Conciencia-Bienaventuranza).

Hoy las personas leen todo tipo de libros y van tras toda clase de “grandes personas”. No indagan sobre qué constituye la grandeza. Comprendan que no hay nadie más grande que cada uno de ustedes. Sin embargo, no han descubierto la verdad real acerca de sí mismos, como un elefante que no conoce su propia fuerza. Un cornac con un acicate puede controlarlo.

Reconozcan el hecho de que el universo entero está dentro de ustedes. Tienen todos los poderes en vuestro interior. Éstos surgen del Espíritu Divino que mora en vuestro interior. Es la Divinidad la que los dota de Libre Albedrío. Olvidando el poder supremo del Espíritu, las personas depositan su confianza en los poderes del cuerpo, la mente y el intelecto.

El amor liga a todas las personas

¡Encarnaciones de Amor! Si quieren realizar a Dios, si desean experimentar la Divinidad dentro de ustedes, si quieren conocer vuestro verdadero Ser, tienen que desarrollar un amor puro e inmaculado. Esto es lo que liga a todas las personas. Se lo describe como el Prema-pasham (la atadura del amor).

Hoy existen numerosas sectas dentro del cristianismo y todas ellas se dedican a propagar sus respectivas doctrinas. Mientras tiene lugar esta prédica, hay muy poca práctica en la vida cotidiana. La práctica es lo más importante. Las personas pueden tener derecho a propagar su credo. Pero eso no logra nada duradero. Sólo el ejemplo práctico importa. Cuando ustedes practiquen lo que predican, otros se sentirán inspirados por vuestro ejemplo. A nadie le interesarán las enseñanzas de una persona que no practica lo que predica.

A menudo les he dicho a los estudiantes que de todas las formas de conocimiento, el más beneficioso es el conocimiento práctico, que es pertinente a todos. Tienen que actuar según la convicción de que el mismo Espíritu Divino mora en todos.

Olvidando esta verdad, hoy el hombre está inmerso en actividades egoístas. Este egoísmo está degradando al hombre hasta los niveles más bajos. Para desarrollar la verdadera condición humana, todos tienen que cultivar el sentimiento de unidad espiritual. Este sentimiento de unidad constituye la verdadera religión. Religión significa “tomar conciencia” de vuestro verdadero Ser.

Desarrollen amor por Dios. Todas las otras formas de amor no son amor en absoluto, sino sólo apegos fugaces y efímeros. La locura más grande del hombre es olvidar su Divinidad. Todos deben tomar conciencia de que provienen “de Dios”. Todos son hijos de Dios. Todos deberían procurar acercarse cada vez más a Dios. Eso es sadhana. Deben sentir que Dios es Hridhayavasi (el que habita en el corazón). Deben desarrollar compasión en el corazón, porque sin ella el corazón es tan sólo una piedra.

Ése es el mensaje de Jesús: el mensaje de amor. El amor es Dios. Vivan en amor. Comiencen el día con amor. Pasen el día con amor. Terminen el día con amor. Éste es el camino hacia Dios. Sólo la persona que está llena de amor será amada por el Señor.

Dios es el fiel amigo de ustedes

Este libro contiene la declaración: “Yo madhbhakthah”. “El devoto que está lleno de amor por Dios es querido por Mí”, dice el Señor en el Gita. Dios es amigo fiel en las buenas y en las malas. Ustedes deben obtener Su amistad.

Hoy hay muchos devotos extranjeros aquí. Ellos deben ser firmes en su devoción, sin importar los cambios que puedan enfrentar en su situación.

Pueden comenzar a adorar a Dios con una forma y un nombre específicos (Sakara), pero cuando se enfrentan con dificultades, ustedes experimentan a Dios como alguien que los ayuda. Cuando tienen algún deseo, le oran a Dios para que Él lo cumpla. Ustedes son entonces Artharthis (buscadores de favores). De estas formas diferentes, el devoto tiene que desarrollar su relación con Dios.

Para ilustrar cómo Dios responde a las plegarias de los devotos, les relataré la historia de un hombre rico que tenía cuatro esposas, las que le manifestaron lo que querían que él les trajera de un viaje al extranjero. La primera esposa, que era iluminada espiritualmente, oró por su regreso a salvo. La segunda esposa quiso que él le trajera algunos libros sagrados. La tercera esposa, que estaba enferma, quiso que le trajera ciertas medicinas. La cuarta esposa, que era una mujer “moderna”, le pidió que le trajera saris y joyas. El comerciante, a su regreso, les dio a las tres esposas lo que querían y se quedó con la primera esposa porque su único deseo era que él regresara con ella.

Cómo Dios responde a los devotos

Dios responde a los devotos de la misma forma. A aquellos que anhelan riquezas, Él les da riquezas. A aquellos que aspiran al conocimiento, Él los ayudará a adquirirlo. Aquellos que están enfermos y le oran a Dios, obtendrán el alivio por el cual oran. Dios construye hospitales para su tratamiento. Aquellos que le oran a Dios pidiendo unión con Él, realizarán a Dios. Ésta es la forma en que Dios responde a los cuatro tipos de devotos.

Los devotos deberían considerar importante sólo a Dios y no a otros deseos mundanos. Si tienen a Dios con ustedes, todas las otras cosas se obtienen con facilidad. Por lo tanto, Dios es su verdadera riqueza. La verdadera salud es Dios.

Los hombres deben esforzarse por alcanzar la Realización de Dios porque ellos provinieron de Dios y deben regresar a Él.

Hoy hay aquí devotos de muchos países: Alemania, Japón y otros. Cualquiera que sea la felicidad que hayan experimentado aquí, deberán regresar a sus países cuando el dinero se agote o la visa expire. Su objetivo ha de ser obtener una visa permanente para permanecer aquí en forma permanente. Esto se obtiene mediante la Gracia de Dios. Pueden obtenerlo mediante el amor y sólo el amor. Cuando tengan ese amor, su proximidad con Dios quedará asegurada para siempre.

¡Encarnaciones de Amor! Hay amor en todos ustedes. Desarrollen ese amor. Compártanlo con otros. Si tienen este amor, no hay necesidad de que vayan en busca de Ashrams. Hay algunas personas necias que van saltando de un Ashram a otro. Esto es una absoluta insensatez. No hay necesidad de ir a ninguna parte. Lo Divino está en el corazón de ustedes. Apéguense a una creencia firmemente. No cambien su fe día a día. Sigan una senda con fe firme. Ése es el principio del Amor.

Bhagavan Sri Sathya Sai Baba

Discurso pronunciado en Navidad, 25-12-1996,

en el Sai Kulwant Mandap

Anuncios
Categorías:Discursos
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: