Inicio > Bhajans > Sobre los bhajans

Sobre los bhajans

Sobre los bhajans

Quizá alguien ría de las sesiones de bhajans, las considere mero espectáculo y exhibición, y en su lugar recomiende la meditación tranquila en el callado retiro de un cuarto de santuario. Pero el reu­nirse con otros y celebrar sesiones de bhajans ayuda a extirpar el egoísmo. En tal caso uno no teme ser objeto de burlas ni tiene por qué avergonzarse de invocar en voz alta el Nombre del Señor. Uno también se inspira con la devoción de otros. La compañía de seres humanos con pensamientos afines coadyuva a nutrir la plantita de la devoción y a cuidarla de ser abrasada por el calor de la burla.

Por ejemplo, una persona barrerá el piso de su cuarto con una escoba cuando nadie lo ve, pero el hacerlo cuando alguien lo observa requiere cierto dominio sobre el ego. En verdad, Nama Sankirtana (el cantar bhajans en grupo) lo apartará gradualmente de los pensamien­tos distrayentes, los cuales lo invadirán cuando lo hace a solas. Así que canten con fuerza la Gloria de Dios y llenen la atmósfera de adoración divina.

El Nombre de Dios es el tónico más eficaz para alejar todas las enfermedades, así que no se refugien en las excusas: asistan a todas las sesiones de bhajans. Si están enfermos, ellos les ayudarán a curarse; o déjenme decirles: es mucho mejor morir cantando bhajans con el Nombre de Dios en los labios que en cualquier otro momento.

No se recreen en Nama Sankirtana como en un pasatiempo o moda o etapa pasajera, o como periodo desagradable de un horario impuesto y por cumplir cada día. Considérenlo parte del adiestramiento espiritual que se lleva a cabo seriamente con objeto de reducir los apegos a los objetos transitorios y para purificarse y fortalecerse a fin de liberarse del ciclo de nacimiento y muerte, y consecuentemente de la desdicha. Tal vez esto parezca remedio impotente, para enfermedad tan grave; sin embargo, es una panacea.

La excusa común para eludir este deber imperioso para uno mismo es que “no hay tiempo” para sesiones de bhajans en el agitado programa de actividades en que se ha convertido el ser humano en la actualidad. Si la carga de ciento y tantos trabajos se soporta por que son ineludibles, ¿se considerará añadidura indeseable el trabajo extra de Nama Sankirtana? Quien carga un centenar de cosas cargará con seguridad una más.

Hagan reuniones de bhajans tantos días como sea posible o por lo menos una vez a la semana. Lo mejor es celebrarlas en jueves o domingos al atardecer; aunque esto no debe hacerse de modo estric­to, ya que lo que cuenta no es el día de la semana, sino el amor con que se asista a ras reuniones. Efectúenlas en un lugar adonde todos puedan llegar y juntarse, y no en la casa de ciertas personas en la cual quizá no todos sean bien recibidos. Háganlas con la mayor sim­pleza posible y sin ánimo competitivo ni actitud exhibicionista. Re­duzcan los gastos al mínimo, pues a Dios le importa el anhelo inte­rior y no los adornos externos. Ninguna suma deberá ser recaudada, ni mediante el hacer circular una vasija, ni por suscripciones, ni por lista de donativos.

Dios es Omnipresente. El mora en cada corazón y todos los nombres son Suyos. De manera que pueden llamarlo con cualquier nombre que les cause alegría. No deben cavilar en otros nombres y formas ni volverse fanáticos, ciegos a su gloria. Cuando entonen cantos devocionales concéntrense en el significado de ellos y en el mensaje de cada Nombre y Forma de Dios y paladeen su dulzura.

Rama: este Nombre debe evocar en ustedes el Dharma o justicia que El encarnó y demostró. Rada: este Nombre debe evocar en uste­des el amor supramental y suprahumano que ella tuvo como la más grande de las gopis (pastoras; devotas amantísimas del Señor Krish­na). Krishna: este Nombre debe evocar en ustedes el amor dulce y sostenedor con el cual atrajo a todos hacia El. Shiva: este Nombre debe evocar en ustedes el sacrificio supremo que hizo al tomar el ve­neno mortal para el bien de todo el mundo, la gracia refrescante exaltada por la cascada del Ganga (el río sagrado) y la luz de la Luna en su fase creciente.

Tengan presente que cada canto entonado en alabanza del Se­ñor es una espada que corta los nudos de la pereza. Es una fina pie­za de servicio social que nos recuerda cumplir nuestros deberes con el Todopoderoso, quien nos observa. Tengan siempre el Nombre de Dios en sus labios y verán que todos los pensamientos de envidia y odio desaparecen de sus corazones. Si tan sólo muestran algo de in­terés genuino en su mejoramiento real yo estoy listo para ayudarlos y coronar sus esfuerzos con el buen éxito. Por eso no malgasten su tiempo innecesariamente. Dejen que cada momento sea un bhajan. Eviten toda plática superficial. Conozcan el propósito de los bhajans y dedíquense a ellos con todo su corazón. Obtengan el beneficio máximo de los años que se les han asignado.

Bhagavan Sri Sathya Sai Baba

Extraído del libro: Sai Baba y el psiquiatra,

por el Dr. Samuel Sandweiss


Sobre los bhajans.doc

Categorías:Bhajans
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: