Archive

Archive for the ‘El Gayatri, La Senda hacia Dios’ Category

El Gayatri, La Senda hacia Dios

BHAGAVAN’S UPADESAM

El Gayatri, La Senda hacia Dios

 

De la acción surgió el cautiverio de la Desilusión

De la Desilusión crece una mente pervertida

La perversión mental lleva a obras perversas

Tales obras resultan, otra vez, en renacimiento.

 

Jóvenes encarnaciones de lo Divino

La gran mansión del pensamiento Hindú ha sido levantada sobre las cuatro paredes de Karma (Acción), Janma (Nacimiento, Existencia), Dharma (Rectitud) y Brahman (El Señor). Estas cuatro son independientes. Ninguno puede escapar a las consecuencias de sus actos, sean buenos o malos. Ninguna acción se hace en vano.  El karma es la causa primaria de nuestro nacimiento.

El Jivi (Individuo) ha nacido en Karma,

Crece a través del Karma,

termina en el Karma.

Karma es el divino árbitro;

Karma es la causa

De la felicidad y la miseria.

Ha sido bien dicho que “El cuerpo en verdad, es la base para la actividad del Dharma” (Sarīramādyam  Khalu Dharma Sādhanam).  Es por la actividad del Dharma que Brahman es realizado.  El Gita ha declarado que siempre que el Dharma declina, el advenimiento del Avatar ocurre. Esto implica que el objeto de la existencia humana es sostener el Dharma.  Como la creación es una proyección de la Voluntad Divina, el propósito de cada ser humano debe ser vivir en armonía con esa Voluntad. La vida de uno debe ser dedicada no para promover los propios intereses egoístas o para servir los intereses de otros humanos sino al servicio de lo Divino. Lo que es hecho para alguien, si es hecho como una ofrenda a lo Divino, alcanzará a lo Divino. El hombre debe consagrar cada acción al considerarla como una ofrenda a lo Divino.

El Segundo Nacimiento

Desde el momento de salir del vientre de la madre, uno está envuelto en acción. Ese estado natural es común a todos y puede ser descrito como Sudratwan (el estado del Sudra, que es uno que no está sujeto a ningún régimen). Después que uno recibe la iniciación del Gayatri,  nace otra vez (se convierte en un Dwija, el segundo nacimiento).  El Gayatri es descrito como “Chhandasām mathali” – la madre de todo los Vedas. Un significado de Gayatri es que es un Mantra que protege o acoge los “Gayas” o jivis (indidivuos).

Deben notar que hoy ustedes han obtenido un segundo nacimiento al recibir el Gayatri Mantra.  Al observar las disciplinas del Brahmachari; ustedes se capacitarán a sí mismos para el estudio de los Vedas.  Cuando uno comienza a estudiar los Vedas,  es conocido como ‘Vipra’.  Este es el Tercer Nacimiento, por así decirlo.  En esta etapa, por el estudio y comprensión de los Vedas y cumplir sus preceptos, uno adquiere la oportunidad de entender a Brahman. Una vez que el principio de Brahman es entendido, uno se fusiona en Brahman y puede uno ser un real Brahmin.  Esto no es sólo un nacimiento, sino la comprensión de Brahman la cual confiere a una persona la naturaleza real de Brahman  (Brahmanathva).

El Gayatri Mantra tiene que ser recitado tres veces al día, en la mañana al salir el sol, al mediodía y al atardecer.  Esto es llamado “Sandhyā Kālam” el tiempo de transición de la  noche y el día, de la mañana y la tarde, y del  día y la noche.  El tiempo como el hombre tiene tres cualidades: Satva, Rajas y Tamas.  El día es dividido en tres partes.  Las cuatro horas entre 4:00 am. y 8:00 am. en la mañana y entre las 4:00 pm. y las 8:00 pm. en la tarde tienen la cualidad Sátvica. Las ocho horas entre 8:00 am. y 4:00 pm. son Rajásicas. Las ocho horas entre 8:00 pm y 4:00 am, las cuales son usadas principalmente para dormir, son Tamásicas. Las ocho horas del día (desde 8:00 am a 4:00 pm.) son empleadas por todos los seres incluyendo animales y pájaros, en el ejercicio de sus deberes diarios, y son consideradas como Rajásicas.  Cuando las cuatro horas Sátvicas de la mañana (4:00 am. a 8:00 am.) son usadas para ocuparse de uno mismo en buenas acciones como adoración, ayudas virtuosas, mantenerse en buena compañía, uno se levanta a uno mismo del nivel humano al divino.  Es durante el periodo Sátvico (desde las 4:00 am. a 8:00 am. y 4:00 pm. a 8:00 pm.-) que el Gayatri Mantra debe ser recitado.  Este mantra es la encarnación de todas las deidades. No está relacionado con ninguna secta en particular, casta, ídolo o institución.  Se ha dicho que encarna nueve colores: (1) Om; (2) Bhu; (3) Bhuvah; (4) Suvah; (5) Thath;  (6) Savithur;  (7) Varenyam; (8) Bhargo; (9) Devasya. “Dhīmahi” está relacionado con el aspecto meditativo “Dhīyoyo nah prachodayālth” se refiere al aspecto de la oración.  El Mantra como un todo contiene así tres aspectos: descriptivo, meditacional y de oración.

Unidad y Diversidad

Sobre la base de la diferencia en la conducta, en el Antahkarana (conciencia)  han sido acordados cuatro nombres. Cuando trata de los pensamientos, éste es llamado Manas (mente). Cuando trata de razón y entendimiento, es llamada “Buddhi”. Cuando está asociada con el sentido de “mío” (actitud posesiva) es llamado “Ahamkāra” (egoísmo). Por qué son cuatro diferentes nombres y atributos dados a una misma conciencia (el Antakarana).  La mente está preocupada con distinciones y diferencias.  El Buddhi se refiere a la unidad.  El Buddhi revela la Unidad que está detrás de la diversidad. Todos nuestros esfuerzos deben ser dirigidos hacia el descubrimiento de la Unidad que está detrás de la diversidad mejor que buscar dividir el Uno en los muchos.

El Gayatri Mantra es un mantra sagrado que demuestra la unidad que está detrás de la diversidad en la creación.  Es a través del reconocimiento de esa unidad que nosotros podemos entender la multiplicidad.  (1) La arcilla es una y la misma cosa, aunque tarros de diferentes formas y tamaños pueden ser hechos de ella.  (2) El Oro es uno, aunque los adornos de oro pueden ser múltiples. (3) El Atma es uno, aunque las formas de encarnación en las cuales él reside pueden ser muchas.  Cualquiera que sea el color de la vaca, la leche es siempre blanca.

No hay objeto en el mundo el cual no tenga una forma y nombre. Lo cósmico está constituido de cosas con formas y nombres. Mientras las formas están sujetas a constantes cambios, los nombres permanecen sin alteración. La forma puede cambiar y aún desaparecer completamente, pero el nombre permanece. Una vez que conocemos el nombre, podemos conocer qué o a quién él representa.  En una gran reunión, no será fácil dar con una persona simplemente por la descripción de sus rasgos.  Pero cuando su nombre es pronunciado, él responde inmediatamente y puede ser identificado. Asimismo, a través del nombre del Señor, la forma del Señor puede ser visualizada.

Cinco Caras – Tres Deidades

Gayatri es descrita como teniendo cinco caras. La primera es “OM”. La segunda es “Bhurbhuvassuvah”. La tercera es “Thathsavitur Varenyam”. La Cuarta es “Bhargo Devasya Dhīmahi”.  La Quinta es “Dhiyo yo nah prachodayāth”. Gayatri representa en esas 5 caras a los 5 Pranas (fuerzas vitales).  Gayatri es la protectora de los 5 Pranas en el hombre. “Gayantham thrāyathe iti Gayatri”, porque Ella protege a quien lo recita, es llamada Gayatri.  Cuando Gayatri actúa como protectora de las fuerzas de la vida, ella es conocida como Savithri.  Savithri es conocida en la historia puránica como la devota esposa que le devolvió la vida a su esposo, Sathyavan.  Savithri es la deidad que preside a los cinco pranas.  Ella protege a quienes dirigen su vida de acuerdo a la Verdad.  Este es el significado interno.  Cuando la inteligencia y la intención personales son desarrolladas por la recitación del mantra, la deidad activa es Gayatri. Cuando las fuerzas vitales están protegidas, la deidad protectora es llamada Savithri.  Cuando el habla de uno es protegida, la deidad es llamada Saraswathi.  A causa de los roles protectores de Savithri, Saraswathi y Gayatri, con relación a la vida, el habla y el intelecto, Gayatri es descrita como “Sarvadevathā-swarupini”-la encarnación de todas las diosas.

Es esencial recitar el Gayatri Mantra al menos 3 veces durante la mañana, mediodía y tarde.  Eso servirá para reducir el efecto de los actos erróneos que uno hace cada día.  Es como comprar bienes en efectivo, en vez de obtenerlos a crédito.  No hay acumulación de deuda kármica, pues el karma de cada día es expiado aquel día al recitar el GAYATRI MANTRA.

El alegato de que uno no puede encontrar tiempo para recitar el Gayatri tres veces al día es falso e insostenible.  La gente pierde mucho de su tiempo en actividades inútiles, pueden encontrar unos pocos momentos para recitar el Gayatri cuando se levantan de la cama y antes de que vayan a dormir, si solo tienen la voluntad.  El Gayatri puede ser recitado aun cuando uno está tomando el baño.  Esto significa también la ofrenda de abluciones a la diosa.  Al mediodía, si el Gayatri es recitado antes de que uno tome la comida, el alimento será santificado y se convertirá en una ofrenda a la deidad.

El Poder Redentor

Los Brahmacharis deben darse cuenta del poder Redentor del  Gayatri. A través del Brahmopadesam, los muchachos jóvenes han tenido un segundo nacimiento, es sólo cuando ellos han alcanzado los propósitos de su segundo nacimiento que estarán calificados para entrar en la tercera etapa sagrada del ‘Viprathvam’, el cual lleva a la realización de Brahman.  El que es consciente de Brahman, se vuelve uno con Brahman, es el dicho Védico. Para reconocer el principio de Brahman, uno tiene que entender la propia naturaleza verdadera.  Hay una historia para ilustrar cómo uno puede ver si está calificado para darse cuenta de Brahman. Una joven soltera adquiere el derecho a compartir la mitad de los bienes de un hombre después que ella se case con él y él ate el mangala-sutra (hilo del matrimonio) alrededor de su cuello.  Es este sagrado hilo el que le confiere el derecho sobre ella.  Asimismo, uno permanece alejado de Dios tan lejos como uno haya adquirido el hilo de “Rendición a lo Divino” (Saranāgathi thathva). En el  momento en el que uno usa el Sutra de Saranāgathi, uno adquiere el derecho a compartir la mitad de la energía y autoridad de lo Divino. Nosotros debemos esforzarnos con seriedad en buscar la senda de la sumisión a la voluntad de lo Divino, y ofrendar todo a lo Divino. La actitud de entrega crecerá en nosotros tanto como nosotros recitemos regularmente el Gayatri Mantra.  Es esa la razón por la que los muchachos son iniciados en el mantra a una edad temprana.  Hay también otra razón para esta iniciación temprana. Los muchachos, que han sido indolentes o sordos antes de obtener el Brahmopadesam, han sido capaces de desarrollar su inteligencia y ser más diligentes en sus estudios después que han recibido el Gayatri  Mantra.  Es un asunto de experiencia comprobada.  Como sale el sol después de la noche, el Gayatri Mantra disipa la oscuridad de la ignorancia “Dhīyo yo nah prachodayāth”.  Los rayos del Gayatri Mantra iluminan la mente y la inteligencia y promueven el conocimiento, la sabiduría y el discernimiento.

Yo bendigo a los jóvenes vatus para que desde hoy ellos puedan recitar el Gayatri regularmente, llevar vidas ejemplares y crecer en el bien, temerosos de Dios, educados y ciudadanos iluminados de Bharat.

Auditorio de Pūrnachandra, 17 de marzo de 1983.